Sexo y tecnología: de las relaciones virtuales al consumo de pornografía

sex-technology-virtual

La tecnología ha revolucionado la comunicación y las relaciones entre personas, la forma de asomarnos al mundo que nos rodea y cómo no, también está cambiando la manera de practicar y consumir sexo. Hoy en día, las relaciones virtuales, las aplicaciones de citas, la pornografía y el sexo virtual en 360º están a un solo click, el mismo click que hace que cada vez el mundo parezca más superficial y algo deshumanizado.

Las apps de ligoteo como por ejemplo Tinder o Happn, han cambiado la forma de buscar pareja o simplemente quedar con gente para mantener relaciones sexuales y disfrutar de un momento juntos. Millones de personas son clasificadas a diario con ‘swipes’ o ‘crushes’ en un contexto superficial en el que priman las imágenes y los perfiles elaborados por los usuarios. Esto es la evolución de las clásicas agencias matrimoniales para encontrar pareja.

Real Doll, uno de los fabricantes más importantes de muñecos sexuales aseguró que está trabajando en la versión masculina, con IA y pene biónico, y si todo va como se espera, estará a la venta antes de 2019. Como tantas otras cosas, llegará un momento en el que esto será considerado habitual y normalizado dentro de la sociedad. Actualmente ya existen en España empresas que alquilan muñecos sexuales. Algunos expertos creen que podría ser un problema que los seres humanos ya no se molestasen en tener sexo con otros seres humanos. Este tipo de producto es la evolución de las muñecas hinchables (destinadas principalmente a los hombres).

Según las últimas estadísticas anuales de una conocida web de cine para adultos en streaming y gratuita, se han conectado a la misma una media de 81 millones de personas al día, con un total de 24.700 millones de búsquedas realizadas (800 búsquedas por segundo). De los más de 4 millones de vídeos que subieron los usuarios y socios a la página, 810.000 tenían la categoría de ‘amateur’. En total, cerca de 595.500 horas de pornografía (el equivalente a 68 años). La transferencia de datos fue de 3.732 Petabytes (118 GB/segundo).

El 26% de los visitantes eran mujeres. La temática más buscada a nivel mundial por las usuarios durante el año pasado fue ‘sexo lésbico’ y las búsquedas relacionadas con ‘porno para mujeres‘ aumentaron un 359% (me pregunto si habrán encontrado lo que buscaban). Otros datos curiosos son:
El 67% de las visitas se realizan a través de teléfonos móviles. Las cifras hablan por sí solas.  ¿Quién recuerda las salas de cine X?.

El avance de Internet y las nuevas tecnologías junto con la escasez de control parental, ha hecho posible que menores de edad accedan voluntaria o accidentalmente a estos contenidos. Nos guste o no, la pornografía ya se ha convertido en la educadora sexual de los adolescentes, y como tantas otras cosas, llegará el momento en que esto será habitual y estará normalizado (quizá ese momento ya llegó). Alguien debería explicarles las diferencias entre la realidad y la ficción tras la pantalla: más chicos que chicas quieren copiar lo que ven en el porno (EN) y algunas chicas han declarado que sienten la necesidad de comportarse como una porn star para agradar a los chicos.

¿Cuál es el papel mayoritario de la mujer en los vídeos que suben los usuarios a este tipo de webs? ¿Alguien se ha parado a leer los comentarios que dejan los usuarios sobre las mujeres que aparecen en los vídeos?.

El sexo triunfa, y la industria lo sabe.  El resto poco importa.

Con todo esto no quiero expresar que la tecnología sea el origen de todos los males de actualidad, todo lo contrario, hace posible que ahora todo suceda más rápido (afortunadamente en muchos casos), que todo esté al alcance de más personas… pero de nosotros depende el evolucionar o no con ella.

Necesitaría millones de palabras para analizar (sin profundizar demasiado) toda esta complejidad humana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *