Woman in tech: entrevista a Yaiza Rubio

Yaiza Rubio

Nuestra entrevista de hoy va dirigida a una super mujer, deportista,  luchadora, trabajadora, profesional, y que para mí ha sido un referente en el mundo tecnológico, además de todo un placer “charlar” un poco con ella. Hablo de Yaiza Rubio. Un nuevo nombre que se une a nuestra lista de entrevistas que estamos lanzando en nuestro blog, y que se irá ampliando poco a poco…

Pues bien, amablemente ha cedido a contestar nuestras preguntas y aquí las tenemos para que nuestros lectores puedan disfrutar de ellas. Asi que, como creo que sobran las presentaciones, os dejo directamente la entrevista:

Yo nací el mismo año que tú, en el 1987. Nos ha tocado ser millennials. Dicen que nos adaptamos rápidamente a los cambios y esto es importante a nivel tecnológico. Crecimos con escasez o ausencia de las nuevas tecnologías, al menos yo recuerdo mi infancia así. No tuve un teléfono móvil hasta los 18 y mi primer PC vino en 1998… ¿cuándo tuviste tu primer contacto con esas tecnologías?

En mi caso, yo tuve mi primer móvil a los 11 años. En aquellos tiempos yo jugaba al tenis y entrenaba en la academia de Juan Carlos Ferrero en Alicante y la manera de que mis padres me tuvieran más o menos controlada era teniendo un móvil. Bueno, si se puede llamar móvil a eso porque de lo que pesaba siempre lo tenía en la habitación.

Más adelante, con 13 años mis padres me compraron el Nokia 3310. Pasaba bastantes semanas viajando por el tenis y la verdad es que era necesario. Siempre recordaré que era la sensación de los torneos porque era la persona que más puntos tenía al Snake. Entre partido y partido, pasaba el tiempo con los libros estudiando para los exámenes de la semana siguiente y jugando al dichoso juego.

Por otro lado, mi padre compró cuando nací el Commodore 64. Se podía pasar horas y horas jugando con compañeros de trabajo. Así ocurrió que cuando yo crecí un poco copié todos los vicios y cuando vio mi potencial, le dio miedo, y desaparecieron los ordenadores en mi casa. De hecho, yo me moría por tener, como mis vecinos, la Nintendo y no hubo manera de convencerlo. Así que no tuve mi primer ordenador prácticamente hasta los 18 años.

EEn cambio, ahora ves a niños que apenas saben hablar pero ya manejan las tabletas como si fuesen una extremidad más de su cuerpo…
Te explico dónde quiero llegar. Muchas tecnologías se desarrollan meses antes de que finalmente se pongan en el mercado, y hay que ser visionario para saber las necesidades de tus clientes justo en el momento en el que se presente dicha tecnología, además de analizar lo que hará la competencia, especialmente en un mundo tan cambiante y con una competencia tan feroz. No es sencillo, y es mucho más complicado cuando estás trabajando para crear productos para una generación posterior a la tuya. ¿Crees que nuestra generación podrá continuar siendo competitiva en este sector?

La creación de tecnología no creo que esté relacionada con la edad. Es verdad que si no somos capaces de entender lo que quiere o necesita nuestro target tenemos un (gran) problema. Pero no creo que el hecho de no encontrarnos en el mismo segmento de edad pueda ser una barrera.

Ser relevante solo se consigue invirtiendo en innovación. Innovación entendida como un ecosistema donde el conocimiento no solo se crea internamente en la empresa, sino también mediante las relaciones que se hayan podido crear a lo largo del tiempo con partners así como con los centros de investigación universitarios.

En mi opinión, lo que comentas sobre la competitividad de las personas creo que está más relacionado con encontrar algo que realmente te gusta. Será solo así la única manera de encontrar proyectos que consideres retadores y querer evolucionar a la par que evoluciona la tecnología. . .

¿Cuándo supiste que te querías dedicar a la informática y por qué?

Más bien a la seguridad. Rápido te das cuenta que ciertas habilidades técnicas son más que necesarias para poder dedicarte a este sector. Como analista, es bastante importante conocer cómo automatizar cada uno de los procesos que llevas a cabo a la hora de recolectar información en internet. A partir de ahí, cuando fui cogiendo cierta soltura fue cuando ya comencé a estudiar otras certificaciones de seguridad como las de hacking ético y análisis forense.

¿Contaste con el apoyo de los tuyos?

No suelo preguntar demasiado sobre cosas que considero que debo hacer.

¿Has encontrado alguna barrera por el hecho de ser mujer?

Nunca, o al menos no me he dado cuenta. Tengo mucha suerte de trabajar donde trabajo y con la gente con la que lo hago. Soy una persona más y si no lo fuera me molestaría bastante. Es igual de malo que te pongan barreras como que te sobreprotejan y más si solo es por el hecho de ser mujer.

Hace un tiempo publiqué, en otro blog sobre Linux y software libre, una noticia sobre ti. Más concretamente sobre OSRFramework. ¿Nos puedes contar algo sobre este proyecto y explicar a nuestro lector@s qué es eso de OSINT?

e trata de un tipo de inteligencia elaborada a partir de información que se obtiene de fuentes de información de carácter público. En este sentido, mi compi de fatigas, Félix Brezo, y yo hemos diseñado un framework con un conjunto de herramientas que le pueden servir a cualquier analista para la automatización de obtención de información procedente de diversas fuentes de internet. Te pongo la URL del proyecto por si alguien se anima a colaborar: Github

También tuve la suerte de hacerle una entrevista a Chema Alonso. ¿Lo conoces? Jajaja.

Me suena jajaja. Es una de las personas a las que admiro mucho, tanto por el magnífico referente que es para la gente que trabajamos en seguridad como por lo trabajador que es. Yo soy una principiante haciendo malabares con el tiempo en comparación con él. Todo lo que ha conseguido tiene dos factores comunes: le gusta y le pone mucho esfuerzo a todo. No hay ninguna fórmula secreta.

No, era broma. ¿Sabes? Cuando publiqué esa noticia sobre OSRFramework, al igual de otros logros conseguidos por compatriotas, siento un especial orgullo en mi interior. Es como un: ‘Wow, esto es de lo que somos capaces’. Pero me da la sensación de que la propia gente de aquí no se cree que podamos hacer cosas interesantes… ya sabes, una especie de complejo de inferioridad, lo de que solo sabemos ponerles un palo a las cosas (fregona, chupa chups,…). Pero creo que la verdad es bien distinta, y en España sobra talento pero faltan oportunidades. ¿No crees?

Yo puedo hablar desde el punto de vista de la seguridad y la realidad es bien distinta. A día de hoy es muy difícil cubrir, al menos en Telefónica, todas las vacantes que tenemos abiertas. Por otro lado, también existe cierto problema de confianza sobre todo cuando comienzas. Siempre me acordaré cuando comenzábamos Félix y yo a dar charlas que, después de habérnoslo currado durante horas y horas, por inseguridad, acababa diciéndole si él creía que era lo suficientemente bueno lo que pensábamos presentar. Y él siempre me contestaba: “Yaiza, ¿y qué pasa si no lo es? Pues empezaremos de nuevo con otra idea y alguna saldrá bien”. Pues eso, se necesitan más personas como Félix y menos que se piensen las cosas mil veces.

¿En qué proyectos estás ahora inmiscuida (dentro o fuera de ElevenPaths)?

Últimamente, tanto dentro como fuera de Eleven, estoy bastante metida en el mundo de Blockchain intentando buscar casos de uso con cierto sentido.

¿Algún logro que le tengas especial cariño o del que te sientas especialmente orgullosa?

Yo creo que el mayor logro de este año ha sido sacar hacia delante el posgrado de Bitcoin y Blockchain que dirijo en la UEM. El primer año de este tipo de formaciones suele ser bastante duro pero cuando ves los frutos con todo lo que han aprendido los alumnos y que finalmente ese conocimiento les ha llevado a montar una startup, la verdad es que no puedo estar más orgullosa de ellos.

Eres la primera mujer hacker de España en participar en DefCON & BlackHat. Eso es maravilloso, pero la pregunta siendo un blog sobre feminismo es obligada: ¿Echas en falta más nombres femeninos que estén ahí en primera línea?

El año pasado en BlackHat, solamente el 7% de todos los ponentes eran mujeres. Es evidente que se echa de menos ver a más mujeres.

Y ya que he osado pronunciar LA PALABRA… te confieso que me canso de escuchar en películas, literatura, noticias, diccionarios, etc., la palabra ‘hacker’ como sinónimo de ciberdelincuente o pirata. Piensas: ¡No! ¡Otra vez no! ¿Algo que objetar sobre ese mal uso?

Sin duda es un síntoma de que todavía la gente no sabe muy bien a qué nos dedicamos.

¿Algún consejo para las futuras mujeres que se quieran unir al mundo STEM?

Mi único consejo es que si se quieren dedicar a esto, que lo hagan porque les gusta y les apasiona el mundo de la tecnología. Si es porque buscan un sector donde hay trabajo, se les hará muy cuesta arriba. ¡Son muchos años hasta la jubilación como para que se dediquen a algo que no te gusta!

Espero no haberte aburrido demasiado con mis preguntas. Muchas gracias Yaiza. ¡Ojalá pronto tengamos que cerrar el blog porque el feminismo sea lo normal y no una excepción!

¡Ojalá llegue ese día! Muchas gracias a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *