Émilie du Châtelet: ¿probablemente la primera mujer científica?

Retrato de Emilie du Chatelet

Matemática, física y escritora francesa que a menudo se le atribuye el mérito de ser una de las primeras mujeres científicas de la historia. Èmilie nació el 17 de diciembre de 1706 en París, hija de un padre perteneciente a la nobleza. Ella creció entre hombres cultos y su padre, que tenía el puesto de Secretario Primero y presentador de embajadores del rey Luis XIV, era dueño de un salón donde muchos escritores y científicos respetados de la época se reunían semanalmente .  Durante su vida, Èmilie fue una figura famosa y respetada en Francia. Sus trabajos fueron publicados en varios países y traducidos al alemán e italiano; sus ideas discutidas en las revistas más importantes de la época. Ella estuvo participando activamente desde la década de 1730 hasta su muerte temprana en 1749.

Desafortunadamente, y a pesar de su trabajo, ella es más conocida por ser la amante de Voltaire. Su alma de gran científica y pensadora que ganó por méritos propios, quedó en un segundo lugar ante la historia. Es por ello que hemos querido escribir sobre ella. Esperamos haber hecho justicia.
Continuar leyendo “Émilie du Châtelet: ¿probablemente la primera mujer científica?”

Jude Milhon: creadora del movimiento Ciberpunk

Jude Milhon Ciberpunk

Jude Milhon nació el 12 de marzo de 1939 y fue más conocida por el pseudónimo St. Jude. Hacker, feminista y defensora de los ciberderechos, promovió incesantemente la participación activa de las mujeres en la red. Hoy Jude hubiera cumplido 79 años y me ha parecido un buen momento para recordarla. Como mujer y programadora, es un placer dedicarle estas líneas.

Nació en Washington D.C. pero pasó la mayor parte de su infancia y adolescencia en Indiana. Tras leer un libro titulado “Teach yourself Fortran” (Aprende Fortran por ti mismo) empezó a programar en 1967 y más tarde trabajó como programadora en una empresa de máquinas expendedoras para unos conocidos establecimientos de autoservicios en Manhattan. Se unió al movimiento hippie que se extendía por California y se estableció en Berkeley. Allí la cultura cibernética comenzaba a expandirse y animó a otras mujeres a unirse, originando el primer sistema público de Red, que fue conocido como Proyecto de la Comunidad de memoria  en 1973.

Continuar leyendo “Jude Milhon: creadora del movimiento Ciberpunk”

Ninni Kronberg conquista el mundo de la leche en polvo

Ninna Kronberg

Sí, lo sé, otra inventora sueca, pero oye, soy sueca y quiero alardear de nosotros mismos. Somos bastante malos en eso, pero generalmente no tengo problemas para hacerlo, entonces ¿por qué no? Sé que no es muy jantelag1 por mi parte, pero realmente no me importa.

Esta semana quiero presentarles a una mujer cuya patente sentó las bases de la empresa Semper AB. Maria Johanna (Ninni) Kronberg (1874-1949) fue una inventora sueca y fisióloga autodidacta en nutrición nacida en Gävle. Su educación fue en su mayoría llevada por guvernants (profesores particulares) y nunca recibió un studentexamen (un examen de ingreso a la universidad que no existe hoy en día). A los 22 años se casó con un comerciante mayorista y en 1919 la pareja descubrió una nueva forma de fabricar levadura que patentaron. El esposo de Ninni también era socio de una maltería local y ella estaba activa en el negocio junto con su esposo. El negocio y el matrimonio fracasaron y se separaron en 1922 (el divorcio se finalizó en 1925). Después del divorcio, Ninni se mudó con una amiga cuyo esposo era cónsul Wilhem Westrup en Rydsgårds gods (Rydsgård manor) en Skåne, y fue allí donde realmente despegó su carrera.

Continuar leyendo “Ninni Kronberg conquista el mundo de la leche en polvo”

La chispa de Elisabeth Christina von Linné

tropaeolum majus

Durante algún tiempo tuve la idea de dar más protagonismo a las mujeres que la ciencia podría haber olvidado, para mostrarles a las jóvenes que la ciencia siempre ha sido un lugar donde las mujeres han estado presentes. Tal vez no con tanta frecuencia como los hombres, después de todo no era generalmente aceptado, pero están ahí si se mira. Algunas mujeres dejaron una huella en la historia incluso cuando la sociedad estuvo en contra de ellas. Tal vez fueron esposas o hijas de científicos y eruditos, tal vez solo se mantuvieron firmes, insistiendo en hacer lo que amaban a pesar de la oposición.

Me resultó difícil decidir qué mente brillante iba a elegir para comenzar, pero después de algunas investigaciones descubrí, para mi alegre sorpresa, que la propia hija de mi ídolo Carl Linnaeus había dejado huella en la historia. Pequeña, tal vez no tan relevante, pero no pude evitar amarla al instante. Como bióloga, llevando un nombre en honor al mismo Linneo, sentí que era mi deber presentar a Elisabeth Christina von Linné a cualquiera a quien le importe lo suficiente como para darse cuenta de ella.

Continuar leyendo “La chispa de Elisabeth Christina von Linné”